© imagen

Consumo aparente

Consumo aparente de acero

La demanda interna de productos siderúrgicos durante 2015 ha alcanzado las 12,6 millones de toneladas. Este aumento ha supuesto un repunte del 8,8% respecto al año anterior. Si bien la subida ha venido apoyada por la recuperación en la actividad de los principales sectores consumidores de acero (construcción, automoción y manufacturas metálicas), cabe destacar el fuerte impulso del 39,6% que han sufrido las importaciones procedentes de terceros países y que ha jugado un papel fundamental en el aumento que ha experimentado el consumo aparente.

A lo largo del año la demanda ha ido subiendo progresivamente. En el primer trimestre el consumo cayó un 0,9% respecto al año pasado debido al alto valor alcanzado en 2014 durante el mismo período. Posteriormente y durante los tres trimestres restantes, la demanda fue escalando con la misma tendencia que lo hacían las importaciones. De este modo se experimentaron aumentos a lo largo de los trimestres cifrados en el 13,5, 14,3 y 9,6% respectivamente.

En el global de 2015 la demanda de productos planos ha sido un 13,6% mayor que la del año anterior. La cifra ha aumentado en casi 965.000 toneladas y ha sobrepasado las 8 millones de toneladas. Sólo durante el último trimestre del año el consumo de estos productos subió un 26,7%. Por su parte, la demanda de productos largos se ha incrementado en un 5,1% alcanzándose casi las 4 millones de toneladas.