Una política industrial para la nueva legislatura

worldsteel_Ternium_Brazil_coil+storage

Una política industrial que aborde los retos de nuestra sociedad para generar crecimiento, empleo y estabilidad económica

Las elecciones de noviembre nos traerán un nuevo gobierno, y esperamos que una legislatura de cuatro años. Me permito apuntar algunas ideas sobre la política industrial que debería impulsar el nuevo gobierno:

1. Capital humano

La verdadera clave de la competitividad de la sociedad española está en su capital humano. El gobierno debe abandonar tentaciones burocráticas e impulsar el atractivo de la industria para los jóvenes, fomentando la formación continua durante toda la vida laboral; dedicando recursos al reciclaje efectivo de trabajadores que, con motivo de cambios tecnológicos o crisis económicas, deban reorientar su trabajo. La competitividad de la economía española debe basarse en la excelencia en las operaciones industriales y en el liderazgo tecnológico.

2. Cambio climático y descarbonización

La sociedad española ha decidido recorrer la senda de la descarbonización de la economía, que supone un reto muy importante, y muy costoso, para el conjunto de los ciudadanos. Sería bueno que los gobernantes no pretendan embaucar a la ciudadanía escondiendo los costes y haciendo declaraciones o promesas que serán muy difíciles de cumplir. La industria está dispuesta a transformarse y a colaborar con el gobierno, pero necesita que se le acompañe en el proceso.

3. La política energética

Es una de las claves del cambio social y tecnológico. El objetivo no puede ser exclusivamente la satisfacción de los intereses de las compañías suministradoras de gas y electricidad, sino la competitividad del conjunto de la economía nacional. La industria, muy en particular la electrointensiva, necesita disponer de suministro fiable, a precios competitivos y con estabilidad, que le permita competir en el conjunto internacional, dentro y fuera de la Unión Europea.

Innovacion y desafio digiatl
Fuente: worldsteel

4.La innovación y el desafío digital

La innovación debe ser una prioridad regulatoria y presupuestaria, sin que se vea afectada por recortes indiscriminados, como ha sucedido en la última década. Las autoridades deben dar un impulso decidido combinando instrumentos fiscales y dotando de seguridad jurídica a los desarrollos empresariales. Los responsables políticos deberían recordar que los objetivos de  digitalización son un medio y no un fin en sí mismos.

 

Politica Industrial
Fuente: Worldsteel

5.Infraestructuras y su regulación

La existencia de infraestructuras adecuadas, y la correspondiente regulación inteligente de su uso, es un requisito para permitir la movilidad de personas y bienes. Se trata de evitar algunos errores recientes (obras faraónicas que luego no se mantienen adecuadamente), satisfaciendo las demandas de movilidad de personas y bienes mediante dotaciones de infraestructuras suficientes. En cuanto a la regulación habrá que olvidar los intereses gremiales de sectores necesitados de transformación, sean los concesionarios de servicios públicos, los operadores portuarios, o los prestadores de servicios energéticos.

6. Gobernanza

No es imprescindible disponer de un ministerio de industria – véanse los ejemplos de Francia (https://www.economie.gouv.fr/ ) o Alemania (https://www.bmwi.de ) –, pero sí de una política industrial que merezca tal nombre y cuyos gestores no se limiten a “interceder” ante otros departamentos (sea energía, medio ambiente, fomento o trabajo) para conseguir actuaciones o disposiciones favorables a la industria.

En cualquier caso sería más que deseable que el gestor de la política industrial lo sea igualmente de la innovación y de la política energética, porque la experiencia reciente ha sido descorazonadora.

7. Una regulación que no asfixie la iniciativa empresarial

España tiene muchas ventajas objetivas y el nuevo gobierno debe hacer lo necesario para, sin abandonar las demandas y compromisos sociales, hacer que nuestro país sea también un destino atractivo para la inversión empresarial, reduciendo la burocracia, evitando prejuicios y fomentando, en suma, una base industrial potente, que permita a España competir por innovación tecnológica, con lo que se garantizarán empleos de calidad y un futuro a las comunidades en las que se implanta la industria.

En conclusión, esperamos que el nuevo gobierno convoque a todos los actores políticos y a los interlocutores sociales para aprobar, en esta nueva legislatura, un Pacto de Estado por la Industria que aborde los retos de nuestra sociedad para generar  crecimiento, empleo y  estabilidad económica.

Andrés Barceló
Director General de UNESID

Comparte la noticia

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog

Date de alta para recibir notificaciones cada vez que se publique un artículo nuevo en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog

Date de alta para recibir notificaciones cada vez que se publique un artículo nuevo en el blog.

Posts relacionados

Categorías