© imagen

Producciones básicas

Producciones básicas (2018)

La producción total del sector siderúrgico español en 2018 fue de 14,3 millones de toneladas, cifra que representa un ligero descenso del 0,8% en relación con el año anterior. El deterioro de la actividad se produjo principalmente en la segunda mitad del año a raíz de la incertidumbre comercial ante el conflicto chino-estadounidense, después de registrar en el segundo trimestre el único incremento interanual del ejercicio (4,9%).


Distinguiendo entre las calidades, la producción de acero no aleado prácticamente alcanzó los 12,8 millones de toneladas en 2018, la misma cifra que 2017. En el otro lado de la balanza, la producción de inoxidable disminuyó un 3,3% al quedarse ligeramente por debajo del millón de toneladas; mientras que la producción de otros aleados se redujo un 13,4% tras el descenso del cuarto trimestre.


La ruta eléctrica continúa siendo el principal proceso de producción de acero en España, a diferencia de la siderurgia internacional donde predomina la ruta integral: en 2018 el 65,7% de la producción de acero bruto en España procedió de los hornos de arco eléctrico.

Fuente: Kallanish Commodities (2019).



Por lo tanto la chatarra férrica es la materia prima más utilizada por el sector, fundamental en la vía eléctrica pero también usada en la vía integral (hornos altos).


En cuanto a los productos, en 2018 destacó el aumento de la actividad en la producción de chapa gruesa (3,2%), los perfiles comerciales (2,4%) y el alambrón (1,7%). Entre las caídas, por segundo año consecutivo se redujo la producción de corrugado en barras y rollo (1,9%), descenso similar al de laminados en frío (1,8%); mientras que las chapas y flejes recubiertos protagonizaron el principal descenso (3,6%).