© imagen

Alambrón, Comerciales y material de vía

Barras y perfiles comerciales

La producción total de barras y perfiles comerciales (pletinas, perfiles comerciales, ángulos y otras barras) finalizó el ejercicio 2018 con 1,6 millones de toneladas, lo que supone un ascenso del 2,4%. Las entregas totales crecieron un 2,0%, cifra inferior al crecimiento de las exteriores (3,4%) como resultado de la recuperación parcial de las relaciones comerciales con Argelia. De este modo las entregas a terceros países se incrementaron el 6,9% frente el ligero aumento de las destinadas a la Unión Europea (0,8%).


Las entregas domésticas crecieron el 1,0% en 2018, mientras que el crecimiento de las importaciones totales fue del 8,1% gracias al ascenso de las de origen comunitario (16,3%). De este modo el aprovisionamiento del mercado aumentó el 1,8% en relación con el ejercicio anterior.

Fuente: UNESID, (2019).


En cuanto las exportaciones de pletinas, obras barras y perfiles comerciales se redujeron el 10,0% como consecuencia de la caída de las destinadas a terceros países (23,8%). Por su parte las exportaciones destinadas a la Unión Europea registraron un ligero crecimiento del 1,0%.


El único mercado principal de las exportaciones que registró un aumento en 2018 fue Portugal (2,9%), permitiendo al país luso ganar dos puntos porcentuales sobre la cuota de 2017 hasta alcanzar el 12,1% del total de exportación. En el otro lado de la balanza, la caída en el resto de mercados principales fue similar (12,6% en promedio).




Alambrón

Al igual que en el caso de los perfiles estructurales, los proveedores exteriores fueron los que principalmente se beneficiaron del aumento de la demanda de alambrón, al crecer tanto las importaciones procedentes de la Unión Europea (46,4%) como de terceros países (35,9%). Este resultado contrasta con el pequeño aumento de las entregas domésticas (3,0%), lo que en suma ha permitido que el aprovisionamiento de mercado en 2018 creciera el 11,6% sobre el nivel de 2017.


La producción de alambrón en 2018 fue de 2,4 millones de toneladas, lo que representa un crecimiento del 1,7% interanual. Por su parte las entregas exteriores aumentaron el 4,9% en relación con el año anterior hasta 1,3 millones de toneladas, si bien este crecimiento se debe a que el aumento de las entregas a la Unión Europea (17,7%) compensó la caída de las entregas a terceros países (26,9%).

Fuente: UNESID, (2019).

En relación a las exportaciones de alambrón, en 2018 disminuyeron el 7,2% hasta los 926 kt como consecuencia de la caída del 5,0% de las exportaciones a la Unión Europea y del 13,7% a terceros países. No obstante esta caída se debe contextualizar en el elevado nivel de exportación que se registró en 2017 cuando se alcanzó la barrera de 997 kt, la cifra más elevada de la serie histórica (desde 1993).


Bélgica fue el principal destino de las exportaciones de Alambrón en 2018 al concentrar el 34,4% del total. Las transacciones hacia este país prácticamente se duplicaron sobre las de 2017 (108,9%). Por el contrario el resto de destinos principales registraron un descenso, destacando la caída producidas en Francia (19,5%) y Turquía (22,8%), segundo y tercer destino. Por último y al igual que en el caso de los perfiles estructurales, Italia sustituyó a Portugal como cuarto destino principal al suponer el 5,6% del total de exportaciones.



 

Carril y accesorios de carril


La producción de carril y material de vía en 2018 aumentó el 10,3% hasta casi suponer 252,0 kt en 2018. El aumento se debe principalmente al incremento de la demanda europea, ya que mientras las entregas comunitarias crecieron el 29,6%; las destinadas a terceros países se contrajeron el 47,8% tras la finalización de varios proyectos internacionales y la inestabilidad financiera en ciertas economías emergentes. De este modo las entregas exteriores disminuyeron el 16,7%.


En el otro lado de la balanza, las entregas domésticas crecieron el 11,0% al verse favorecidas por el aumento de la actividad de infraestructuras ferroviarias que protagonizó ADIF en 2018 (especialmente en alta velocidad). Por su parte las importaciones totales en 2018 se situaron prácticamente sobre el volumen del año anterior (-0,3%). Como resultado, el aprovisionamiento del mercado creció hasta los 70 kt (18,0%), variación ligeramente inferior a la registrada en 2017.