Estadísticas

El sector

En este apartado UNESID presenta la evolución más reciente del mercado siderúrgico español y sus distintos segmentos. 

Salvo indicación las unidades se expresan en miles de toneladas métricas (kt) y en ciertos casos mensualizadas (ktpm). Del mismo modo, las variaciones se expresan en términos interanuales. 

Panorama general

El ejercicio de 2021 ha sido complejo, con una recuperación económica irregular tras el cierre provocado por la Covid-19 en 2020. Según los datos de la contabilidad nacional, la economía española ha crecido el pasado año el 5,1%, impulsada en parte por el ascenso del 7,1 % de la actividad industrial, el mayor acaecido en casi 30 años. 

Con este entorno, la producción total de acero bruto en España ha aumentado el 27,6% en relación al año anterior hasta 14,2 millones de toneladas, lo que nos sitúa como el tercer productor en la Unión Europea. La recuperación ha sido especialmente intensa en la primera mitad del año, con una expansión de la actividad del 6,6% en el primer trimestre y del 75,1% en el segundo, al comparar con la peor parte de 2020. En la recta final del año se ha notado ya la presión del precio de la electricidad, con una primera caída interanual de la actividad en diciembre. Se puede adelantar ya que los descensos continúan y se agravan en lo que llevamos de 2022, dado este cambio radical generado en el mercado de la electricidad y también en las materias primas. Detallando por productos, los laminados en caliente han crecido el 23,4 % en 2021 hasta 13,5 millones de toneladas. En total se han laminado 8,8 millones de toneladas de productos largos (16%) y casi 4,7 millones de toneladas de planos (40%). 

La vuelta a la normalidad ha beneficiado en 2021 a bastantes de los sectores consumidores de acero, con un incremento de la actividad del 6,6% en promedio. Los sectores de bienes de equipo y construcción han sido los más activos, con un ascenso superior al 10 % en cada caso, que coincide con la recuperación de la inversión, aunque esta se sitúa todavía por debajo del nivel de 2019. En el otro lado de la balanza, la industria europea de automoción, incluyendo la española, ha seguido atravesando una etapa complicada al persistir durante todo el año los cuellos de botella: en 2021 se han dejado de fabricar en la Unión Europea más de 800.000 turismos (un 8% menos que en 2020), mientras que los fabricantes españoles han perdido algo más de 78.000 turismos (-4%). 

Como resultado de este panorama, en 2021, en España se han consumido 13,1 millones de toneladas de productos siderúrgicos, siguiendo una evolución similar a la de la producción. Esta cifra supone un ascenso del 12,1% sobre el año anterior pero una pérdida de 200.000 toneladas respecto a la situación previa a la pandemia, lo que en parte se debe al deterioro de la demanda en el segmento de los productos planos. Hasta que comenzó la invasión rusa de Ucrania, la perspectiva era positiva y la demanda podía llegar al nivel de 2019. 

Los proveedores de países terceros han aprovechado la recuperación de la demanda más que los europeos. En 2021 se han importado en España 10,1 millones de toneladas de productos siderúrgicos y primera transformación en total (+13%). Las procedentes de la Unión Europea han subido el 3% y suponen el 61% del total de importación, mientras que las importaciones originadas en países terceros han crecido un 30% hasta casi 4 millones de toneladas incluso con la extensión de las medidas de salvaguardia en el mes de julio.  

Al igual que en anteriores crisis, el mercado exterior ha ayudado a superar la situación. Gracias a la competitividad de las empresas siderúrgicas españolas se han exportado casi 9,5 millones de toneladas, lo que supone un ascenso del 19% gracias al impulso del mercado europeo. Las importaciones han superado en 609 millones de toneladas a las exportaciones, pero el mayor valor añadido de nuestras ventas ha hecho que el sector haya ampliado el superávit comercial un 36%, superando los 658 millones de euros.

 

Producción

2021 ha sido un año complejo, caracterizado por una recuperación repleta de altibajos tras el tsunami que provocó el estallido de la Covid-19. En 2021 la industria siderúrgica española ha producido 14,2 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 27,3% sobre el año anterior. La recuperación ha sido especialmente intensa en la primera mitad del año, con una expansión de la actividad del 6,6% en el primer trimestre y del 75,1% en el segundo. En la segunda mitad el crecimiento anual se ha ido reduciendo por el efecto de la comparación con un mejor final de 2020. También se ha hecho notar el precio de la electricidad que ha frenado la producción en los dos últimos meses: ha caído en noviembre (1%) y en diciembre (4%). 

Calidades

En 2021 se han producido en total 12,3 millones de toneladas de acero no aleado (+28,3%), algo más de 928 kt de inoxidable (11,1%) y de 583 kt de otros aleados (36,2%). La evolución de la actividad fue similar entre las calidades durante el año, con un deterioro de la producción en el último trimestre. Tanto la producción de no aleado como de inoxidable ha superado el nivel de 2019. Aunque el nivel de actividad de 2021 supera el anterior a la pandemia, la producción todavía es menor que la de 2017 y 2018. 

 

Laminados

En total se han laminado 13,5 millones de toneladas en 2021, lo que supone un ascenso del 23,4%. Por categorías, se han laminado casi 4,7 millones de toneladas de planos (39,8%) y 8,8 millones de toneladas de largos (16,1%). 

Productos

La recuperación ha sido generalizada en las principales categorías de productos y en especial, en el segmento de los planos. En total se han producido 4,2 millones de bobinas laminadas en caliente (43,4%), 3,3 millones de toneladas de bobinas laminadas en frío (26,0%), 2,7 millones de toneladas de perfiles (13%) y 4,2 millones de toneladas tanto de recubiertos (24,4%) como de alambrón (19,6%). 

 

 

Entregas

En 2021 se han entregado al mercado casi 13,8 millones de toneladas en total de productos siderúrgicos, lo que representa un ascenso del 12,6% sobre el año anterior pero un 4,9% menos que el nivel de 2019.  

Al igual que en el caso anterior la recuperación fue más intensa en la primera mitad del ejercicio. El crecimiento fue más lento en el segundo semestre, al pasar de un ascenso del 45,4% en el segundo trimestre al 2,9% del cuarto, tal como se ha visto en la producción.  

 

Entregas domésticas

Las ventas destinadas a España han crecido el 11,3% en total hasta casi 7,1 millones de toneladas en 2021, lo que implica una pérdida de casi 532.00 toneladas respecto a 2019. En la primera mitad del ejercicio el crecimiento se debió al segundo trimestre (51,5%), mientras que en la segunda mitad el ascenso se redujo al 1,5% en promedio tras desaparecer el efecto base.  

Entregas exteriores

Las entregas destinadas al mercado exterior han crecido el 14,0% hasta 6,7 millones de toneladas, lo que se debe a la buena evolución del mercado comunitario. En total a la Unión Europea se han destinado casi 4,4 millones de toneladas (15,3%), lo que supera en casi el 8% el nivel de 2019. Las destinadas al mercado extracomunitario se han estabilizado en 2,3 millones de toneladas (0,9%), lo que implica una pérdida respecto el nivel prepandemia de casi 500.000 toneladas. No obstante, la diversificación de los destinos se ha mantenido, repitiendo Francia como el principal mercado (9% del total), junto Italia y Portugal (5% en cada caso), Alemania (3%), Reino Unido y Turquía (2% en cada caso).

 

Productos

La recuperación de 2021 ha sido más intensa en el segmento de planos ante la estabilización en el segundo semestre que registraron los largos. En concreto se han entregado en total 5,2 millones de toneladas de planos (20,7%) y 8,2 millones de toneladas de largos, lo que supone un ascenso del 20,7% y del 7,5% en cada caso. Este resultado se deterioraría si tomáramos 2019 como base, con una caída del 5,6% en el caso de los largos y del 3,9% en los planos. 

Comercio exterior

Importaciones

En 2021 el crecimiento de las importaciones ha sido del 12,0% hasta casi 10,1 millones de toneladas, cifra que supera en un 3% y 9% al promedio de los últimos 3 y 10 años. La evolución fue similar al caso de las exportaciones, con una recuperación que se fue moderando con el transcurso del año a medida que desaparecía el efecto base. 

 

Aunque la recuperación ha sido generalizada en todas las áreas geográficas, ha sido más intensa en el caso de los proveedores extracomunitarios y a pesar de la ampliación de las medidas de salvaguardia. En concreto de la Unión Europea se han importado casi 6,1 millones de toneladas, lo que supone un ascenso del 2,8% sobre el año anterior y que se debe al ascenso del 50,1% del segundo trimestre, el único del ejercicio. El aumento de las procedentes de países terceros ha sido del 29,7% hasta 4,0 millones de toneladas, la segunda cifra más alta de los últimos catorce años y superior al nivel de 2019 (12,5%). De este modo las adquisiciones procedentes de esta región suponen en 2021 el 40% del total de importación y casi el 31% del consumo de acero en España, lo que supone en ambos casos máximos históricos. 

En 2021 los principales proveedores han sido Francia (20% del total), Alemania (11%), Turquía (10%), Portugal e Italia (9% en cada caso). Salvo Alemania (-14,6%), todos los principales orígenes han superado el nivel de 2020, si bien en el último ejercicio se ha visto un ascenso del peso de las adquisiciones extracomunitarias. De esta región ha destacado el ascenso del 18,0% de las originadas en Turquía (18,0%), India (46,8%), Taiwán (27,9%) y Egipto (247,8%), lo que ha permitido a estos tres últimos países posicionarse entre los 10 principales orígenes, superando incluso el nivel anterior a la pandemia. 

 

En 2021 se han importado casi 2,8 millones de toneladas de bobina laminadas en caliente no inoxidable, 2,1 millones de bobinas recubiertas y casi 361 kt de corrugado, lo que supone un ascenso en torno al 20% en cada caso. En el otro lado de la balanza las adquisiciones del tercer principal producto importado, los semis largos, se han estabilizado en 2021 (+0,7%).  

Exportaciones

En 2021 la industria siderúrgica española ha exportado prácticamente 9,5 millones de toneladas, lo que supone un ascenso del 18,6% sobre el año anterior. El crecimiento fue más intenso en la primera mitad del año, lo que en parte se debe a la mejor evolución de los destinos comunitarios. 

 

En concreto las exportaciones a esta región han subido el 28,6% hasta 6,6 millones de toneladas, la cifra más elevada de la serie histórica al superar en un 13,1% el nivel de 2019. A países terceros se han destinado 2,9 millones de toneladas (+0,5%), lo que supone una pérdida de casi 800.000 toneladas respecto 2019.  

Apenas se han producido grandes variaciones en 2021 en la composición de los principales mercados, con Francia como principal mercado (20% del total), junto Portugal (13%), Italia (12%), Alemania (8%) y Reino Unido (6%). Todos los principales mercados han recuperado el nivel previo a la pandemia, con ascensos en torno al 5 y 21% salvo Reino Unido. Las exportaciones destinadas al país anglosajón han retrocedido el 11,5% sobre 2019, lo que en parte se debe a los retrasos logísticos generados por la aparición de formalidades aduaneras tras la entrada en vigor del acuerdo Comercial y de Cooperación con la Unión Europea. 

 

En 2021 la recuperación ha sido generalizada para las principales categorías de productos. En total se han exportado prácticamente 2,1 millones de toneladas de perfiles estructurales, casi 952,6 kt de alambrón y 785,4 kt de corrugado, lo que supone un ascenso en promedio del 11%. En comparación con 2019, sin embargo, sólo dos productos superan el nivel prepandemia: las chapas laminadas en frío no aleadas (17,7%) y los perfiles comerciales (2,3%). 

Saldo comercial

En 2021 se ha registrado un déficit de algo más de 609 kt, lo que representa un descenso del 39,9% sobre el año anterior. Este resultado se corresponde a la mejoría en el último ejercicio del superávit de productos transformados y la reducción del déficit de productos semiterminados. 

 

En términos monetarios el superávit comercial el 35,5% hasta los 658 millones de euros, el valor más alto de los últimos cinco años. Como resultado, en 2021 la tasa de cobertura del sector (la capacidad de financiar las importaciones a partir de las exportaciones) se ha situado en el 107%. 

 

Demanda: Consumo aparente

La demanda de productos siderúrgicos en 2021 ha sido de 13,1 millones de toneladas, subiendo un 12,1% con respecto a 2020. Esta cifra, no obstante, supone una pérdida de 200.000 toneladas respecto a la situación previa a la pandemia, lo que en parte se debe al deterioro de la demanda en el segmento de los productos planos. Hasta que comenzó la invasión rusa de Ucrania, la perspectiva era positiva y la demanda podía llegar al nivel de 2019. 

 

 

 

 

 

 

Panorama económico

En 2021 se han consumido algo más de 4,1 millones de toneladas en total de productos siderúrgicos largos (no aleados), lo que representa un ascenso del 6,7% sobre el año anterior pero una pérdida de casi 200.000 toneladas respecto la situación previa a la pandemia.

Por productos, en 2021 la demanda de perfiles estructurales se ha estabilizado (-1,3%), después de alcanzar en 2020 la cifra más alta de los últimos diez años. Los incrementos más pronunciados se han observado en los perfiles comerciales (15,9%) y el alambrón (11,4%), mientras que en el caso del corrugado el ascenso ha sido algo más limitado (5,4%). A pesar de la mejoría de la situación, sólo el alambrón (+4,0%) y los perfiles estructurales (+1,0%) han superado el nivel de demanda previo a la pandemia.

El restablecimiento de la demanda de largos se ha apoyado en la recuperación de la demanda de la construcción, con un ascenso del consumo cemento del 11,4% en 2021 tras el frenazo del año anterior que provocó la borrasca Filomena y la Covid-19. En el último ejercicio el número de visados de nuevas viviendas ha crecido el 26,6% al superar las 108.000 unidades, la segunda cifra más alta de los últimos diez años. En paralelo y según las cifras de SEOPAN, la licitación pública (todas las administraciones) ha subido el 68,1% hasta casi 24.000 millones de euros, el nivel más alto desde el estallido de la crisis inmobiliaria en España.

Corrugado y perfiles

Corrugado

La producción española de corrugado en barra y en rollo ha subido el 12,4% en 2021 hasta casi 2,1 millones de toneladas en total, la cifra más alta desde 2016 y superior al nivel de 2019 (2,2%). 

En el caso de las entregas, por segundo año consecutivo la principal caída se ha observado en las destinadas a países terceros (-30,6%). El mercado comunitario ha mostrado un mejor comportamiento, con un ascenso del 21,3% en relación con 2020. Por otro lado las entregas en España se han estabilizado en 1,2 millones de toneladas, casi el mismo nivel que en 2019.

Como resultado, el aprovisionamiento de mercado ha crecido el 5,4% hasta prácticamente 1,6 millones de toneladas, si bien esta cifra supone una pérdida de casi 84.000 toneladas en relación con la situación anterior a la pandemia.

En 2021 se han exportado 785,4 kt de corrugado, lo que supone un ascenso de casi el 8% que se debe a la recuperación del mercado comunitario (27,9%). Las destinadas a países terceros han retrocedido el 24,1%, en parte por las caídas de Israel (26,9%) y Estados Unidos (60,9%). Los principales mercados de las exportaciones en 2021 han sido Portugal (37% del total), Francia (19%), Israel (13%) y Reino Unido (4%).

Perfiles estructurales

En 2021 se han producido en España prácticamente 2,7 millones de toneladas de perfiles, lo que representa un ascenso del 13,0% que ha interrumpido los 3 últimos años de caídas.

Las entregas domésticas de perfiles han crecido en 2021 el 1,9% hasta alcanzar el nivel más elevado de los últimos 5 años. En el caso de las entregas exteriores la recuperación ha sido más intensa (+11,8%), lo que principalmente se debe a la expansión del mercado comunitario (+24,9%). Las importaciones por el contrario han caído el 32,5% en el último ejercicio, lo que explica una parte del descenso del aprovisionamiento de mercado (1,3%).

En 2021 las exportaciones españolas de perfiles han crecido el 11,2% hasta casi 2,1 millones de toneladas en total. A la Unión Europea se han exportado prácticamente 1,1 millón de toneladas (20,9%), la segunda cifra más alta de la serie histórica. En paralelo, a países terceros se han destinado casi 1,0 millón de toneladas, lo que supone un ascenso del 2,0% en relación con el año anterior.

Entre los principales mercados de las exportaciones, Francia se ha mantenido como principal destino en el último ejercicio (18% del total). En 2021 Reino Unido, segundo destino (16%) ha recuperado relevancia al normalizarse los intercambios tras el brexit, mientras que Italia ha sustituido a Argelia como tercer mercado principal (8% del total).

Alambrón, comerciales y material de vía

Alambrón

En 2021 la producción española de alambrón ha subido el 19,6% hasta 2,4 millones de toneladas, nivel ligeramente superior al de 2019. 

En el caso de las entregas la recuperación ha sido más intensa en el mercado exterior que en el doméstico, si bien en ningún caso se ha superado el nivel anterior a la pandemia. En concreto el crecimiento de las ventas en España ha sido del 7,9% y de casi el 20% en el caso de las exteriores.

Las importaciones totales de alambrón han subido el 22,5% en 2021 hasta 353,6 kt, lo que se debe al incremento superior al 100% de las procedentes de países terceros. Como resultado el aprovisionamiento del mercado ha crecido el 11,4% hasta 1,3 millones de toneladas, el nivel más alto desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en España.  

Por otro lado, las exportaciones totales de alambrón han crecido el 13,5% en 2021 hasta 952,7 kt. El mercado comunitario ha absorbido 727,4 kt (+21,4%), mientras que a países terceros se han destinado 225,2 kt (-6,1%). 

En 2021 no se han producido grandes modificaciones en la composición de los principales mercados de las exportaciones. En 2021 Francia y Bélgica se mantienen como principales destinos, con peso en cada caso del 25% y 19% sobre el total. En el mismo periodo Italia se ha convertido en el tercer destino principal (15%), tras protagonizar el principal ascenso (45,8%).

Perfiles comerciales, otras barras

En 2021 la producción de perfiles comerciales, otras barras y pletinas en España ha crecido el 26,5% hasta 1,4 millones de toneladas. A pesar del crecimiento esta cifra representa una pérdida de prácticamente 100.000 toneladas sobre el nivel previo a la pandemia.

Las entregas domésticas de este producto han crecido el 10,2% hasta uno de los niveles más bajos de los últimos trece años. La recuperación de las ventas exteriores ha sido más limitada (+3,3%), lo que se debe a la caída del 17,6% en el mercado extracomunitario. Por el contrario, las importaciones de este producto han crecido prácticamente un 30% al recuperarse las procedentes tanto de la Unión Europea (22,9%) como de países terceros (55,7%). Como resultado, el aprovisionamiento de mercado ha crecido el 15,9% en 2021.

En 2021 se han exportado en España 466,6 kt de pletinas, otras barras y perfiles comerciales no aleados, lo que supone un ascenso del 2,2% sobre el año anterior. A la Unión Europea se han destinado 326,7 kt (16,7%) y 139,9 kt a países terceros (-20,9%), la cifra más baja de los últimos 10 años.

Francia ha sido el principal destino de las exportaciones (25% del total) en 2021, seguido por Portugal (12%), Alemania y Reino Unido (11% en cada caso). La recuperación de la demanda ha sido generalizada en estos cuatro mercados, con un ascenso en promedio del 45%. Por el contrario, las destinadas a Argelia, segundo destino en 2019 y sexto en 2021, han retrocedido el 58,8%.

Carril y material de vía

La producción española de carril y material de vía en 2021 ha sido de 250,7 kt en total, lo que supone una caída del 1,9% sobre el nivel del año anterior. 

Por segundo año consecutivo se ha observado un deterioro del mercado doméstico, con un descenso de las entregas del 31,6% en 2021. Las exteriores, por el contrario, han crecido el 9,0% después de crecer tanto el mercado comunitario (12,8%) como extracomunitario (4,1%).

Tras el máximo de 2019 la normalización de las importaciones ha continuado en 2021, al registrar un descenso del 37,1% en el último año hasta 12,0 kt. Esta cifra, no obstante, es la tercera más alta de los últimos diez años. Como resultado, el aprovisionamiento de mercado ha descendido en 2021 el 30,9% hasta 67,7 kt.

En el último ejercicio se han exportado en total 199,3 kt de carril y accesorios de carril, lo que representa un ascenso del 10,9%. El mayor crecimiento en 2021 se ha producido en las destinadas a países terceros (21,3%). 

En 2021 los principales destinos de carril han sido India (15% del total), Finlandia (12%), Italia (11%) y Polonia (9%). Salvo el caso italiano (-25,9%) el resto de principales mercados han experimentado un ascenso en el último ejercicio.

 

 

Panorama económico

2021 ha sido un año marcado por la volatilidad de las materias primas industriales, lo que ha terminado por afectar al caso de los metales. El desajuste entre oferta y demanda provocado por las tensiones en la cadena de suministro mundial ha facilitado que los precios alcanzasen niveles no vistos desde 2008. 

Los problemas que afloraron a finales de 2020 se han mantenido a lo largo de 2021. En el caso de los principales productos planos y según los precios de referencia para el Sur de Europa publicados por Kallanish, la fase alcista se mantuvo hasta finales de junio. En este mes el precio de los planos básicamente se duplicó al superar la barrera de los 1.000€ por tonelada, exceptuando el caso de la chapa gruesa (+63,6%). La cotización de la mayoría de productos osciló en esos niveles desde hasta octubre. En el cuarto trimestre el valor de la cotización se redujo, si bien en comparación con 2020 prácticamente se duplicó especialmente en los casos de bobina galvanizada y bobina laminada en frío.

En 2021 se han producido en España 4,7 millones de planos laminados en caliente, lo que representa un ascenso del 39,8% sobre el año anterior. La recuperación ha sido generalizada dentro de las principales categorías de productos, lo que les ha permitido superar en casi todos los casos el nivel anterior al estallido de la Covid. En comparación con 2018, sin embargo, se observa un deterioro de la actividad en todos los segmentos. 

Bobina laminada en caliente no inoxidable

La producción española de bobinas laminadas en caliente no inoxidable ha crecido el 44,1% en 2021 hasta 4,2 millones de toneladas en total, la cifra más alta de los últimos tres años. 

En 2021 se han importado prácticamente 2,8 millones de toneladas, lo que representa un ascenso del 20,1% que interrumpe tres años de caídas. La recuperación ha sido más intensa en las procedentes de países terceros (+38,7%), al importarse algo más de 1,3 millones de toneladas (la segunda cifra más alta de los últimos 10 años). De la Unión Europea se ha importado casi 1,5 millones de toneladas en 2021 (7,3%). 

Como resultado, entre los principales proveedores ha aumentado el peso de los países terceros. Francia se ha mantenido como principal origen (31% del total), junto Egipto (12%), Turquía (10%) y Taiwán (7%). El mayor ascenso se ha observado en el país africano (250,3%), lo que le ha permitido convertiré en 2021 en el principal origen extracomunitario. 

El consumo de bobinas laminadas en caliente no inoxidables en España ha subido el 22,1% hasta situarse en casi 2,5 millones de toneladas en 2021, cifra ligeramente por debajo al promedio de los últimos cinco años. De este modo el peso de los proveedores de países terceros ha subido hasta el 53% de la demanda, el nivel más alto de nuestra serie histórica    

Chapa gruesa

En 2021 la producción en España de chapa gruesa ha subido el 14,5% hasta 475,1 kt. La única caída de la actividad se produjo en el tercer trimestre (3,8%).  

En 2021 las importaciones de chapas gruesas se han estabilizado en 523,1 kt (-0,2%), lo que ha interrumpido 4 años de descensos ante la distinta evolución regional. De países terceros se han importado 361,1 kt (+11,6%), mientras que prácticamente 162 kt han procedido de la Unión Europea (-19,3%). 

En 2021 Ucrania se ha mantenido como principal origen (25% del total), tras registrar un ascenso cercano al 22%. En paralelo las procedentes de la India prácticamente se han duplicado, lo que le ha permitido convertirse en el tercer origen principal (14% del total). 

 

Bobina galvanizada

En 2021 se han producido en España prácticamente 1,9 millones de toneladas de bobinas galvanizadas en total, lo que supone una subida del 26,4%. A pesar de la recuperación, este nivel de actividad se sitúa ligeramente por debajo al previo de la pandemia (-1,8%). 

 

En paralelo, las importaciones españolas de bobinas galvanizadas no aleadas han crecido el 17,8% hasta 1,7 millones de toneladas, la cifra más alta de la serie histórica. Parte de este resultado se debe al ascenso del 34,5% de las procedentes de países terceros, lo que ha permitido batir en 2021 por segundo año consecutivo el máximo histórico al rozar la barrera del millón de toneladas. El crecimiento de las procedentes de la Unión Europea ha sido más limitado (1,1%) al importarse en el último ejercicio casi 728 kt en el total. 

En 2021 se ha mantenido la composición de los principales proveedores de bobinas galvanizadas, si bien Turquía ha consolidado su poción como principal origen al experimentar un ascenso de casi el 41% en comparación con 2020. De la zona extracomunitaria también destaca el crecimiento de las procedentes de Vietnam ha, lo que le ha permitido emerger como quinto proveedor en 2021 (7% del total). En el lado contrario, Alemania ha registrado la única caída (-11,7%). 

El consumo aparente de bobinas galvanizadas no aleadas en España ha sido de prácticamente 2,7 millones de toneladas, lo que representa un ascenso del 12,0% sobre el año anterior. Parte de esta caída de la demanda se debe al descenso de la actividad en sectores claves para este segmento como la automoción: en comparación con 2019 se produce una pérdida de prácticamente 287.000 toneladas. 

 

Bobina pintada

En 2021 la producción española de bobinas pintadas ha subido el 19,1 % hasta 399,3 kt, una de las cifras más altas de los últimos años.

En 2021 las importaciones en España de bobina pintada han crecido el 19,1% hasta 156,5 kt, uno de los niveles más altos de la última década que ha permitido compensar tres años de descensos. De la Unión Europea se han importado casi 58 kt en total (21,1%) y algo más de 98,5 kt de países terceros (+17,9%).

Entre los principales proveedores el peso de Vietnam, principal socio, se ha reducido en 7 puntos porcentuales tras registrar un descenso del 8,4% en 2021, lo que ha provocado una diversificación de los orígenes. En el lado de los ascensos destacan los protagonizados por Portugal (30,7%) e India (22,5%).

El consumo de bobinas pintadas en España ha crecido el 15,3% hasta 377,5 kt, el segundo nivel más alto de los últimos años gracias en parte al repunte de las importaciones.

 

Inoxidable

Entorno internacional

En 2021 la producción mundial de acero inoxidable ha crecido el 12,5% hasta 58,3 millones de toneladas, lo que supone un nuevo máximo histórico según las cifras de WorldStainless. Prácticamente la mayoría de las jurisdicciones ha superado el bache de 2020, si bien la recuperación de la actividad ha sido algo más intensa en los países occidentales. 

En China el crecimiento de la producción por segundo año consecutivo se ha situado por encima del 5%, lo que le permite superar en un 11% el nivel anterior a la pandemia. El país asiático ha producido en total 30,6 millones de toneladas de inoxidable en 2021 y se mantiene como principal productor mundial (56% del total). 

La producción en la mayoría del resto de países asiáticos también ha superado la caída de 2020. En India la producción ha crecido el 25,6% hasta prácticamente 4,0 millones de toneladas, lo que le ha permitido situarse ligeramente por encima del nivel prepandemia. En Japón la actividad ha subido el 18,7% con 2,9 millones de toneladas, mientas que las estimaciones preliminares de Indonesia apuntan que se ha convertido en el segundo productor mundial con 4,5 millones de toneladas. 

La recuperación de la actividad en 2021 ha sido más intensa en los países occidentales tras haber protagonizado el año anterior las principales caídas. En la Unión Europea se han producido prácticamente 7,2 millones de toneladas en total, lo que supone un ascenso del 13,6% en comparación con 2020 gracias a la contribución positiva de la actividad en la mayoría de países. En España en concreto se ha producido casi 1 millón de toneladas en total, lo que supone un ascenso del 11,1% sobre el año anterior y del 3,3% sobre 2019.  

Del mismo modo, en Estados Unidos la actividad ha crecido en 2021 el 10,4% hasta 2,4 millones de toneladas, si bien en comparación con 2019 esta cifra supone una pérdida superior a 200.000 toneladas.  

Materias primas: mineral de níquel

Uno de los elementos más importantes en la producción de inoxidable es el níquel (metal no férrico).  

Según el último informe del Banco Mundial, en 2021 la recuperación de la demanda tras el Gran Confinamiento ha disparado tanto el precio de las materias primas en general como su volatilidad 

La evolución de la cotización del níquel no ha sido ajena a esta tendencia, al igual que en el resto de metales y minerales, lo que se ha visto acentuado por la guerra en Ucrania. En este contexto ya en febrero, al poco de comenzar 2021, se alcanzó uno de los valores más elevados de los últimos años (18.568 €/tonelada), si bien en marzo descendió hasta 16.461 €/tonelada. Desde entonces la cotización ha ido recuperado el terreno perdido, registrando ascensos mensuales y anuales en todos los meses. Como resultado la cotización media de diciembre se ha situado en 20.064,8 €/tonelada, ligeramente superior al promedio de 2021 (18.486 €/t), lo que implica un ascenso de casi el 46% respecto la cotización media de 2020. 

Importaciones de aceros inoxidables

Las importaciones españolas de bobinas laminadas en frío inoxidable, el producto más representativo de esta calidad, han subido el 4,1% en 2021 hasta 133,4 kt en total. De la Unión Europea se han importado algo más de 88,2 kt, lo que supone un ascenso del 11,4% sobre 2020, el primer ascenso en 3 años. En el otro lado de la balanza las importaciones de países terceros han descendido el 7,7% hasta 45,1 kt.  

Como resultado, entre los principales el peso de los proveedores europeos. En especial destacan el aumento de peso de Francia (26% del total) e Italia (21%). En el otro lado de la balanza Malasia se ha convertido en el cuarto origen principal (7% del total). 

 

Inoxidables largos

En 2021 se han importado en España prácticamente 17,1 kt de productos largos inoxidables, la cifra más alta de los últimos diez años, lo que implica un ascenso del 46,0% sobre el año anterior. La recuperación ha sido generalizada en ambas regiones, con ascensos de las importaciones en todos los trimestres. En concreto se han importado prácticamente 10,9 kt de la Unión Europea y 6,2 kt de países terceros, lo que supone un ascenso del 58,4% y del 28,3% en cada caso.  

Entre los principales proveedores, en 2021 destaca la entrada de China como tercer origen principal (15% del total) tras casi triplicar sus ventas a España y la consolidación de Alemania como principal origen (38% del total). Taiwán, por el contrario, ha perdido relevancia al convertirse en el cuarto origen principal. 

 

Otros aleados

En 2021 se han producido en España casi 606,8 kt de otros aceros aleados, lo que representa un ascenso del 41,6% sobre el año anterior. Esta cifra se encuentra un 6% por debajo al nivel previo de la pandemia lo que en parte se debe a la caída de la demanda del sector de la automoción, uno de los principales consumidores. La única caída del ejercicio se observó en el primer trimestre, mientras que los incrementos más intensos se produjeron en la parte central del año. 

En 2021 las importaciones han crecido el 18,4% hasta 1,5 millones de toneladas. Prácticamente 1,3 millones de toneladas ha procedido de la Unión Europea (+16,1%), mientras que de países terceros ha sido origen de 174,7 kt (+39,1%). 

En cuanto a la composición de los principales proveedores exteriores, en 2021 apenas se han producido modificaciones. Francia es el principal origen, al concentrar el 44% del total, seguido por Alemania (17%), Italia (8%) y Bélgica (6%). 

Panorama económico

Tras la catástrofe sanitaria de 2020, en 2021 la producción peninsular de tubos soldados de pequeñas dimensiones no inoxidable (de diámetro inferior a 406,4 mm) ha crecido el 9,3% hasta prácticamente 1,1 millones de toneladas en total. A pesar de este repunte de la actividad, la producción del sector aún se encuentra ligeramente por debajo del nivel previo a la pandemia (-1,1%).  

 

Tubos soldados

Tras la catástrofe sanitaria de 2020, en 2021 la producción peninsular de tubos soldados de pequeñas dimensiones no inoxidable (de diámetro inferior a 406,4 mm) ha crecido el 9,3% hasta prácticamente 1,1 millones de toneladas en total. A pesar de este repunte de la actividad, la producción del sector aún se encuentra ligeramente por debajo del nivel previo a la pandemia (-1,1%).  

 

Durante el año el rebote de la actividad ha sido especialmente intensa en los trimestres centrales, alcanzando en el segundo la producción trimestral más elevada desde 2016. Sin embargo el deterioro del entorno económico que ha provocado la escalada de los costes energéticos en la recta final del año ha terminado por truncar la recuperación del sector, con un descenso de la actividad en el último trimestre del 14,3%. 

 

Comercio exterior

Importaciones

En 2021 las importaciones en España de tubos soldados de pequeñas dimensiones se han estabilizado en 216,5 kt (-0,5%), lo que interrumpe 7 años de ascensos. Italia ha sido el principal proveedor de este material (60% del total), a pesar de experimentar una caída del 11,7% en 2021. En el otro lado de la balanza las procedentes de Turquía han subido el 4% y se consolida como segundo origen principal (19%). 

Exportaciones

Por el contrario, en 2021 las exportaciones peninsulares de este producto han crecido el 24,0% hasta 500,1 kt en total, lo que ha permitido encadenar 10 años de ascensos. En el último año el principal mercado de este producto ha sido Francia (22% del total), seguido de Alemania (15%), Países Bajos (14%) y Polonia (7% total). Exceptuando a este último país (-22,8%), todos los principales destinos han superado el nivel de 2020. 

Tubos sin soldadura

En 2021 la producción española de tubos sin soldadura, en todas las calidades, ha subido el 4,6%, lo que interrumpe tres años consecutivos de descensos tras la reactivación del sector energético mundial (uno de los principales consumidores de esta categoría). No obstante, el nivel de actividad del último ejercicio se encuentra entre los más bajos de los últimos 10 años. 

En la primera mitad de 2021 ha persistido el deterioro de la actividad, al registrar un descenso de casi el 20% en promedio. En la segunda mitad por el contrario se produjo un repunte de la producción, apoyado por la buena evolución del sector energético tras la escalada del precio del gas y del petróleo que se observó a finales de año. 

Las importaciones de tubos sin soldadura (todas las calidades) en España han crecido el 11,4% en 2021 hasta 123,0 kt en total. La recuperación de la normalidad ha beneficiado principalmente a los proveedores europeos, al registrar un ascenso del 28,3% hasta 95,5 kt. Por el contrario, las procedentes de países terceros han retrocedido el 23,5% hasta 27,5 kt. 

De este modo en 2021 tanto Alemania como Italia, los dos principales orígenes, han subido su cuota hasta suponer respectivamente el 24% y 20% del total de importación. Eslovaquia (8%), Francia y China (7% en cada caso) cierran el ranking, tras superar en todos los casos el nivel de 2020.