© imagen

Comercio exterior


Las actividades de comercio exterior están en el corazón de la siderurgia española, desde sus inicios. En un mercado abierto como es el mercado europeo, las empresas españolas compiten con otras empresas extranjeras tanto en el mercado nacional como en todos los mercados internacionales.


Para ello, y con el objetivo de garantizar una competencia leal, se necesitan unas reglas de juego claras, que en el comercio mundial fija la OMC.


El acero es uno de los productos con mayor intercambio comercial en el mundo, solo por detrás del petróleo. Esta situación, junto con la creación de capacidades no relacionadas con la demanda efectiva por parte de algunos países terceros, hace que nuestra industria esté sometida a una competencia muy fuerte, tanto en el mercado nacional como en el exterior, y no siempre leal, por cuanto hay empresas que no se rigen por las reglas de mercado, sino que reciben subvenciones y ayudas de sus gobiernos respectivos, al tiempo que esos gobiernos cierran los mercados a la competencia internacional.


En 2016 nuestra industria exportó 9,3 millones de toneladas por valor de 6.591 millones de euros. Descontando las adquisiciones internacionales, el saldo comercial supera los 853 millones de eruros, conviertiendo al sector en exportador neto de productos siderúrgicos además de contribuir a corregir el hisórico déficit comercial español.


UNESID representa a las empresas asociadas ante las administraciones española y europea en todo lo relacionado con el comercio exterior, apoyando la actividad de las empresas frente a la competencia desleal, en colaboración con las asociaciones europeas, Eurofer y ESTA.